fbpx

Boz Blog

Materiales de sutura utilizados en la cirugía veterinaria

Boz Blog

Las suturas son usadas en operaciones quirúrgicas para conectar aquellos tejidos dañados o donde haya alguna incisión. Gracias a los avances tecnológicos de hoy en día, es posible fabricar diversos productos de sutura. Cada una de estas cumple una función determinada para distintos tipos de operaciones quirúrgicas según las propiedades de las mismas. El trabajo de las suturas en la recuperación de los tejidos juega un papel importante en la cirugía veterinaria. Haga clic aquí para saber más acerca de las propiedades de las suturas quirúrgicas veterinarias y aquí para saber más acerca de sus técnicas. Cuando se decide un tipo de sutura, deben tomarse en cuenta las condiciones de la cicatricación/incisión, así como las propiedades físicas, químicas y biológicas. En este artículo, hablaremos sobre las suturas veterinarias.

Podemos establecer 2 tipos de suturas veterinarias:

1. Suturas absorbibles

  • Cátgut
  • Ácido poliglicólico (PGA)
  • Polidioxanona (PDO)
  • Poliglicólico caprolactona (PGCL)

2. Suturas no absorbibles

  • Seda – Silk
  • Nailon
  • Polipropileno (PP)
  • Cable de acero inoxidable
  • Poliéster (PET)

Suturas quirúrgicas veterinarias absorbibles

Las suturas absorbibles pierden su fuerza tensora luego de los 60 días de aplicarse. Estas suturas son asimiladas por el sistema de defensa corporal (1,2) y casi todas permiten una reacción parcial del tejido (1). Empero, estas suturas son degradadas por una hidrólisis no enzimática. En la hidrólisis con suturas sintéticas, la estructura del polímero es degradada dentro de una estructura de monómero por el efecto directo del agua, logrando que esta estructura sea metabolizada en dióxido de carbono con agua. Con estas propiedades, las suturas sintéticas no muestran un efecto visible sobre el índice de absorción en caso de infección o inflamación (2).

Cátgut

La mayor parte de las suturas sintéticas están formadas de polimerización de resina líquida; la sutura a base de fibras naturales se integra doblándola, mientras que los cátguts lo hacen por la estratificación y doblaje luego de crearse formas de bandas (1, 2, 3). El cátgut es una sutura de multifilamento absorbible naturalmente gracias a la submucosa del intestino de cordero o serosa intestinal de vaca (2, 5, 6, 7, 11, 12, 3). El yeyuno y el íleo se utilizan como intestino (7). Esta es la sutura más común en la cirugía veterinaria, aunque actualmente se han desarrollado suturas sintéticas (6). Después de aplicarla en los tejidos, la sutura puede degradarse de forma enzimática, ser absorbida por fagocitosis y causar constantemente una reacción inflamatoria (2, 6, 8). Se sabe que los cátguts dan lugar a una reacción más intensa en los tejido de los gatos que en el de los perros (1). Cuando se utiliza un cátgut normal en el tejido, el 50% de la fuerza tensora se pierde el primer día y el resto el tercer y séptimo día (6). La sutura se absorbe completamente entre los 10 y los 14 días (1, 9). El cátgut normal se forma como cátgut de cromo procesándolo con sales de cromo para aumentar la fuerza y disminuir la reacción tisular, aumentando así el periodo de degradación (2, 3, 6, 7, 9, 10). Al final del proceso con sales de cromo, las uniones intermoleculares aumentan y la sutura gana una buena dosis de fuerza (6). Los cátguts de cromo pierden toda la fuerza tensora tras los 21-28 días de haberlos utilizado (2). La duración de la absorción completa varía entre 20 y 40 días. Se ha dicho que los cátguts se absorben más rápido en caso de infección (1, 2, 6), en tejidos con más flujo de sangre (1, 6) y en tejidos con enzimas orgánicos tales como el páncreas o el intestino (1) (6). Además, los cátguts tienen propiedades capilares. No obstante, esta sutura se usa en el sistema gastrointestinal, urogenital y en órganos parenquimatosos (11), en ligaduras venosas, en suturas de músculos y fascias (3). El cátgut en la piel y tejido nervioso está contraindicado (11). Debido a sus propiedades hidrofóbicas, los nudos tienden a aflojarse ya que absorben el agua (1,2,6). Por lo tanto, son necesarios 3 o más nudos (1, 11) y las suturas cortadas después de los nudos deben ser más largas que otros tipos de sutura (1,6). Para suavizar esta estructura dura, algunas empresas la empaquetan en una solución con un 85% de alcohol (6, 10).

Ácido poliglicólico (PGA)

Se trata de un material de sutura de multifilamentos y poliéster sintético trenzado hecho de ácido hidroxiacético polimérico (1, 2, 11). Las suturas de ácido poliglicólico están revestidas de policaprolato para un uso más fácil y una utilización más sencilla en los tejidos (1, 2), pero la seguridad del nudo disminuye con este revestimiento. Comparado con el cátgut, la fuerza tensora es menor que las demás suturas sintéticas absorbibles. Se usa en la cavidad oral y en caso de orina infectada (debido a un pH alcalino) aumenta el índice de degradación de la sutura, no siendo recomendada en estas condiciones (2). La sutura pierde el 33-40% de la fuerza tensora al séptimo día de implantarla (15, 9, 10), el 65-80% al cabo de los catorce días (10, 1, 11), el 95% luego de 28 días y se reabsorbe completamente después de 90-120 días por hidrólisis (1, 9, 10, 11). Las suturas de ácido poliglicólico son adecuadas para anastomosis intestinal, cesáreas, hernias y tejidos que no necesiten un soporte de larga duración (2).

Polidioxanona (PDO)

Se trata de una sutura sintética de monofilamento absorbible (2, 6, 11) formada a partir del polímero polidioxanona (12,13). La PDO es más fuerte que otras suturas sintéticas absorbibles y que se absorben más despacio. Por lo tanto, esta sutura da lugar a que haya menos reacción a los tejidos. Puede aplicarse en cicatrices contaminadas o con riesgo de infección (6, 10). La PDO se utiliza con éxito en la vejiga de de perro estéril y con infección en la orina (1). Ya que la polidioxanona es fuerte, su manipulación también lo es (5, 10, 11), siendo la seguridad del nudo baja (1,9,10). Después de utilizado, la sutura pierde un 26% de su fuerza tensora al cabo de 14 días, un 50% luego de 28 días, un 86% al cabo de 59 y se reabsorbe completamente después de 180 días de haberse utilizado (1, 9).

Poliglicólico caprolactona (PGCL)

El poliglicólico caprolactona (PGCL) es una sutura absorbible de monofilamento hecha de épsilon caprolactona y copolímero glicólido (2). Aunque tiene una estructura de monofilamento, el manejo, flexibilidad y su seguridad son buenos (1, 2, 10, 14). Esta sutura da lugar a una reacción mínima en los tejidos (3, 14, 15). La sutura puede pasar fácilmente a través de los tejidos y no tiene capilaridad (2). Al principio es más duradera que el cátgut. Sin embargo, la fuerza tensora disminuye rápidamente después de usarla en el tejido. La fuerza tensora después de los 14 días es igual o mayor que el cátgut y el cátgut cromado (12). Después de usarlo, la versión no cromada pierde un 40% de la fuerza tensora a los 7 días, un 70-80% al cabo de 14 días y se reabsorbe completamente entre los 90 y 120 días (10). Esta sutura se recomienda para la línea alba (2), cierre de tejido blando y subcutáneo (12) y como aplicación en ligaduras diversas en gatos (2, 12).

Suturas quirúrgicas veterinarias no absorbibles

Las suturas no absorbibles conservan la fuerza tensora durante más de 60 días después de implantarse (18, 35, 37) y no se degradan a un nivel tan significativo (2). Sin embargo, las suturas de seda y de multifilamentos de nilón, entre las suturas no absorbibles, pierden la mayoridad de la fuerza tensora al cabo de 4-6 semanas de implantarse (4). Las suturas no absorbibles se utilizan para cicatrices que necesitan un soporte a largo plazo. Mientras que las suturas naturales no absorbibles tienden a crear una reacción significativa en los tejidos, las suturas sintéticas dan lugar a una menor reacción tisular. Los materiales comunes de sutura no absorbible que se usan en veterinaria son:

Seda (Silk)

Esta sutura se obtiene del capullo del gusano de seda y consiste en fibras de proteína con estructura trenzada (9, 11, 13). El color de origen de la seda es blanco. Sin embargo, la sutura se tiñe de negro o verde para que sea más visible durante la operación (6). La sutura de seda trae consigo una reacción tisular intensa (2, 9, 15) y tiene una significativa propiedad capilar debida a la estructura de multifilamentos (2, 9, 11). No obstante, la sutura de seda está recubierta de cera o silicona para disminuir la propiedad de capilaridad (5). Por otra parte, esta sutura debe usarse en cicatrices infectadas (1, 6, 9, 11) y en órganos huecos recubiertos de epitelio (1), debido a su propiedad capilar. Aunque las suturas sintéticas tienen unas propiedades biológicas perfectas, la sutura de seda es popular en la cirugía veterinaria debido a su buena manipulación y capacidad de anudamiento (2, 6, 11). Entre todas las suturas que se utilizan actualmente, las suturas de seda son las que tienen la menor fuerza tensora (9). Aunque está clasificada como sutura no absorbible, el 50% de la fuerza tensora se pierde al cabo de un año de su implantación (2) y la sutura se reabsorbe completamente aproximádamente después de los 2 años (1, 2, 10). Se sabe que la sutura puede dar lugar a úlceras cuando se utiliza en el sistema gastrointestinal y cálculos cuando se usa en el sistema urinario y en los canales de la vesícula biliar (2).

Nailon

Las suturas de nailon son derivados termoplásticos que contienen hexametilendiamina y amina del ácido adípico. Estas suturas tienen formas tanto de monofilamentos como de multifilamentos (1, 2). El tipo más común es el de monofilamento (6). Las suturas monofilamento pierden la fuerza tensora al cabo de 2-3 años de utilizarse en los tejidos y las suturas de multifilamentos la pierden en 6 meses (10). Las suturas de nailon tienen una propiedad elástica perfecta (9). Las suturas monofilamento son fáciles de manejar, pero tienen propiedades capilares (1) y dan lugar a una mayor reacción tisular (10). En caso de infección, pueden usarse con confianza las suturas de nailon monofilamento (6). Cuado se usan en cavidades serosas y sinoviales, el extremo de la sutura dentro del tejido puede dar lugar a irritaciones (1).

Poliéster (PET)

Esta sutura está hecha de tereftalato de polietileno. Esta sutura es más fuerte que la seda y el cátgut (2) pero su debilidad es la seguridad (1). El poliéster causa daños cuando pasa a través de los tejidos (10). Las suturas de poliéster están revestidas de polibutileno para reducir los daños y permite que la manipulación sea más fácil (2).

Polipropileno (PP)

Esta es una sutura monofilamento no absorbible hecha a partir del estereoisómero de polipropileno. La fuerza tensora es inferior a la de otras suturas sintéticas no absorbibles (4). La sutura tiene una baja manipulación y seguridad de anudación, pero mucha memoria (21, 27, 28, 39). Son necesarios más nudos para impedir que se deshaga y debe disolverse con termocauterización. Como la sutura tiene un coeficiente de fricción bajo, puede pasar fácilmente a través de los tejidos (10). Esta sutura tiene propiedades de plasticidad (1, 10). Se usa normalmente en cirugía vascular (1).

Cable de acero inoxidable

Es una aleación de cromo, niquel y molibdeno (10). Es un material biológicamente inerte (2, 15). Estas suturas tienen formas tanto de monofilamentos como de multifilamentos (6,11). Es más duradera que las demás (5, 6, 11). La sutura no tiene propiedad de capilaridad (1). Se usa normalmente en cirugía ortopédica (2) y en la reparación de tendones y ligamentos (1). Además, puede utilizarse en heridas infectadas y contaminadas (10). La manipulación es difícil (6, 11) y el guante del cirujano podría sufrir un pinchazo durante la manipulación (6). Además, esta sutura tiende a cortar los tejidos (1, 2, 6, 11) y podría romperse al doblarse demasiado (1). No es elástica y es difícil hacer los nudos (11). Los cirujanos veterinarios rara vez la utilizan (6).

Bibliografía

(1) Niles J, Williams J (1999): Suture Materials and Patterns, In Practice, 21:308-20

(2) Tan R, Bell R, Dowling B, Dart A (2003) Suture Materials; Composition and Applications in Veterinary Wound Repair, Aust Vet J, 81(3):140-45

(3) Hickman J, Houlton JEF, Edwards B (1995): An Atlas of Vet Surg, 3 nd Ed, Blackwell Science, Cambridge

(4) Smeak, DD (1990): Selection and Use of Currently Available Suture Material, (in) Current Techniques in Small Animal Surgery, MJ Bojrab (Editor), chapter 3, 3nd Ed, Lea & Febiger, Philadelphia

(5) Stashak, TS (1991): Equine Wound Management, Lea & Febiger, Malvern, Pennsylvania

(6) Turner AS, McWraıth CW (1995): Techniques in Large Animal Surgery 2nd Ed, Lea & Febiger, Philadelphia

(7) Chu, CC  (2001): Textile-Based Biomaterials for Surgical Aplications. (in) Polymeric Biomaterials Second Edition Revised and Expanded, S. Dumitriu, (Editör) Chapter 19, Marcel Dekker, New York.

(8) Sherbeeny, AM (2004): Needdles, Sutures and Knots Part III: Spesific Suture Materials, ASJOG, 1:167-70

(9) Moy RL, Lee A, Zalka A (1991): Commonly Used Suture Materials in Skin Surgery, Am Fam Physician, 44(6):2123-8

(10) Terhune, M (2002): Materials for wound closure, http://www.emedicine.com

(11) Knecht CD, Allen AR, Willıams DJ, Jonhson (1987): Fundamental Techniques in Vet Surg, 3nd Ed, WB Saunder Company, Philadelphia

(12) Henderson, RA (2005). The Veterinarian’s Suture Guide http://www.vetmed.auburn.edu

(13) Mc Ilwraith CW, Turner AS (1987): Equine Surgert Advanced Techniques, Lea& Febiger, Malvern, Pennsylvania

(14) Sylvestre A, Wilson J, Hare J (2002): A Comparison of 2 Different Suture Patterns for Skin Closure of Canine Ovariohysterectomy, Can Vet J, 43:699–702

(15) Greenwald D, Albear P, Gotlieb L (1994): Mechanical Comparison of 10 Suture Materials Before and After in Vivo İncubation, J Surg Res, 56: 372-7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ACCESO RAPIDO

blank